viernes, 13 de febrero de 2015

Diario de una Expat: China! ¿Quién dijo Yo?


Para explicar la vida en China primero les voy a contar como es que llegamos aquí.

Se podría decir que todo fue por una crisis existencial. Déjenme les doy un poquito de contexto de como está la cosa.

Mi esposo siempre ha sido muy especial e inteligente, super inteligente. Él no lo recuerda pero en nuestra primera cita me explicó porque las hojas se curvean en sí mismas. Estudió Ingeniera en Tecnologías Electrónicas con especialidad en Telecomunicaciones en el ITESM de Monterrey. Para los que no lo conocen, es la escuela de México donde van todos los niños finos porque es de las mejores escuelas (y más caras) del país. Para los que son de México: sí, mi esposo es chico Tec.



Pero no lo malentiendan, mi esposo no entra en la categoría de niño rico mal educado, es más, él estuvo con beca en el universidad y nunca (NUNCA) dice groserías, pero eso no le quita el hecho que siempre le han gustado las cosas finas y siempre busca lo mejor de lo mejor, lo cual lo tomaré como un cumplido.

Cuando terminó su carrera, obtuvo el segundo lugar de su generación y a él y a su amigo (el del primer lugar) les ofrecieron trabajo en Oracle... en otro estado del país. Cuando me dio la noticia fue un shock, en ese momento todavía eramos novios así que decidimos que era una decisión que no podía dejar pasar y él se fue a Guadalajara y yo me quedé en Monterrey.

Pasó un año y en Septiembre del 2013 decidimos que ya era momento de casarnos, así que empecé con todos los preparativos. Más o menos por esas mismas fechas mi esposo me dijo que quería estudiar una maestría en el extranjero (esto es a lo que yo llamé su crisis existencial). La verdad viéndolo ahorita siento que no pensamos muy bien las fechas pero, igual que con su trabajo en Oracle, dijimos adelante.

Mientras yo estaba en Monterrey viendo salones, vestidos, invitaciones y todo ese rollo, mi esposo estaba escribiendo ensayos y llenando papelería para su trámite de la maestría. Volviendo al tema de que mi esposo es especial y sólo quiere lo mejor de lo mejor, solicitó en puras universidades finas (MIT, Stanford, Cambridge) la verdad no recuerdo bien a qué tantas universidades mandó papelería, creó que nada más fueron 5.

En fin, en Diciembre mandó la papelería a todas las universidades y en Marzo le decían si lo aceptaban o no. En Marzo era nuestra boda.

Pasaron las semanas y llegó Marzo, con ello llegaron también los correos de las universidades diciendo que no lo habían sido aceptado. Mi esposo se deprimió un poco pero como dice él "yo no me preocupo, yo me ocupo", así que pensamos "está bien, estamos recién casados, no era el mejor momento, el próximo año volvemos a intentar".

Pasó la boda, me fuí a vivir a Guadalajara con él y todo era bonito y color de rosa.

En Mayo, una universidad de Estados Unidos que nunca respondió, mandó un correo diciendo que habían abierto un nuevo programa donde sería un año en una universidad de China y un año con ellos. Como el programa era un poco diferente al que él había solicitado, dentro de los beneficios estaba que le ofrecían una beca del 100% en cuestión académica (es decir sólo pagaría el dormitorio y sus gastos personales), la cosa era que sólo tenia dos días para confirmar. Mi esposo y yo lo platicamos esa tarde y decidimos igual que como todo lo anterior: adelante.

Los meses posteriores fueron unos meses llenos de estrés de mi parte, pero eso se los cuento después ;)

10 comentarios :

  1. Wow es chico Tec xD de hecho a mi prima le daban beca para estudiar ahi del 50% y aún así era muy costosa, por lo cual decidio la Uni :/ aunque si te pones a pensar tienes una de las mejores historias para contarsela a tus nietos y eso es super romantico.

    ResponderEliminar
  2. Wow, que historia, digna de ser contada! Me ha encantado esa filosofía de "seguir adelante", felicidades :) Un beso grande.

    ResponderEliminar
  3. Dios mío, eso sí que es plantearlo todo con prisas. La verdad es que esa filosofía tan directa es buena pero vamos, es, sin duda, tod muy espontáneo. Estoy segura que con vosotros nadie se aburre xDD
    En fin, espero que os vaya genial en china.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gema,no y espérate a que les cuente el proceso de la visa, yo estaba super estresada porque no llegaba la papelería!

      Eliminar
  4. Laura te estas tardando para hacer tu libro tiened tanta tela de donde cortar jejeje

    ResponderEliminar
  5. Tu esposo, definitivamente tiene mucha suerte y seguramente la merece, no cualquier persona recibe becas y menos aún en el extranjero. No imagino lo que es vivir en otro lugar, así que definitivamente me verás en cada entrada de este Diario, es una historia muy entretenida de leer y seguro más aún de contar...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Salute!
    Cuenta más este tipo de post me gustan porque soy muy cotilla y me gusta aprender nuevas cosas de otros países.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Woow super suerte, pero claro mas que nada por todo el esfuerzo, pero creo que esta muy padre que haya tenido esa oportunidad y que conosca otra cultura muy diferente y creo que es muy padre que todo fuera luz verde.
    Besos!<3

    ResponderEliminar
  8. Wow, que buena esa oportunidad :) Espero saber mas de ustedes

    ResponderEliminar

Gracias por leer la entrada, te agradecería aún más si dejas un comentario :)

Blog Design by Get Polished