miércoles, 1 de julio de 2015

Prestar libros


La mayoría lo queremos hacer pero secretamente nos da miedo y no no hablo de hacerte un tatuaje o aventarte de un avión, hablo de prestar libros.

Personalmente yo siempre fui de la idea de que hay que compartir la maravilla de los libros y quien sabe, tal vez ese libro que prestas cambie la vida de un lector.

Pero luego pasa que prestas uno de buena fe y hay de dos; o regresa todo destrozado o de plano nunca lo vuelves a ver, justamente eso me pasó con mi libro de Buscando a Alaska (pero eso se los cuento después que me pongo a llorar).

Después de algunas malas experiencias yo dejé de prestar libros a lo loco y sólo los presto después de ver como tratan a sus propios libros, porque yo los míos los trato como oro molido, es más, ni parece que fueron abiertos.

Creo que prestar libros es excelente y la verdad si fuera más descuidada con mis libros lo haría más seguido, pero sinceramente me duele mucho el hecho de que yo los cuido bastante y después de prestarlos regresen casi casi en pedazos.

¿Tu prestas libros?

20 comentarios :

  1. Yo me encuentro en un terrible dilema en este asunto. Mis libros no los presto, más allá del costo económico por el cariño que les tengo y si me molesta que no los cuiden (excepto mi hermanita, ella puede agarrar el que guste). Pero, yo si he prestado libros y me ha pasado de todo.

    Con mi primita no hay problema, sabe que se los cuido y los tengo en mi librero pero me presto Eleanor & Park desde el año pasado y bueno... no lo he leído. Otra mala experiencia de prestar libros fue que, una compañera de trabajo me presto uno sin habérselo pedido y como me llamó la atención lo tomé a pesar de que me daba pena porque no tenía mucho de haber entrado a trabajar. Y sucedió lo peor, un día me quedé dormida y dejé el libro en el piso y cual fue mi sorpresa al despertar, que mi perra había mordisqueado el lomo, obvio me puse a llorar de coraje JAJAJA porque sabes que no es tuyo y es muy feo que te pase, terminé comprando uno nuevo para ella pero me traume para toda la vida así que mi moraleja fue no prestar libros a extraños. Literal, tu perra se los puede comer.

    Así que si prestas libros tienes que aceptar la responsabilidad de lo que le pueda pasar y sé que no mucha gente va a hacer lo mismo que yo y comprar uno nuevo así que para ahorrarme molestias, mejor lo evito :)

    Te mando un beso enorme, Lau. Me encanto tu entrada como siempre<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario Ale! Mi hermana una vez estaba leyendo Harry potter 6 por segunda vez y le quito la portada para no arrugarla y nuestra perrita se la comió :(

      Eliminar
  2. a mi me cuesta mucho prestarlos la verdad porque o no me lo devuelven o si lo hacen, después de insistir demasiado, vuelve en mal estado, asi que prestar de nuevo uff no se

    ResponderEliminar
  3. Yo es que a mis libros no los trato "tan" bien. Osea, los trato bien, son mis bebés, pero tanto como para que parezcan que ni los he abierto... No jajaja De hecho, los de crepúsculo, sobre todo el primero, que además es en edición bolsillo, el pobre esta... No tiene ni una página fuera de su sitio ni una esquinita doblada ni nada, pero tiene los bordes del lomo tan gastados que hasta estan pelados, y lo abres y casi se queda abierto jajaja Eso, la verdad, que no me molesta tanto (Siempre que sea por cosa mía) Pero en general estan bien mis libros, y si me los devolvieran como dices, o no me los devolvieran, si que me acordaría de toda su familia y no dejaría libros. Pero como a quien les dejo, no lo hacen, pues... Sigo dejando.
    ¡Besos! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. fíjate que también me acabo de comprar una edición en Bolsillo y por alguna razón lo estoy maltratando más, aun así me duele cada vez que se arruga el borde del libro. Gracias por pasar!

      Eliminar
  4. ¡Hola!

    Yo los prestó en general exceptuando dos casos: que sean los de Harry Potter o estén firmados. Los que están firmados... pues arriesgarse no es el punto. Los de Harry Potter porque ya los he tenido que reponer un par de veces (los primeros), no porque me de miedo que me los maltraten (los pobres están subrayados, pegados, vueltos a pegar, en pedazos...). Suelo tratar bien a mis libros, pero tampoco me preocupo demasiado por ellos, en plan dejo que se les hagan las hojas amarillas, están subrayados todos a más no poder, tienen marcas en los márgenes... Vamos, no les rompo el lomo (a menos de que sean Harry Potter edición pasta blanda o It) o les arranco páginas pero... una vez me dije: "¡son sólo libros!" (y además leo más en el kindle, JÁ). Así que se los presto a gente que se que los va a regresar. Aunque se tarde un año, pero que sé que los regresará. :DD (Mi edición del Pistolero va para un año que no la veo... demasiado). A desconocidos, bueno, no, en general no; pero eso es porque los libros cuestan dinero y en mano de desconocidos desaparecen. Si vuelven arrugados, no me molesta, si vuelven mordidos por un perro... bueno, habría que ver que no estén deshechos (sí, tengo un libro que mordió un pitbull), si vuelven mojados... bueno, mientras no se despinte nada. No me hace gracia, pero tampoco creo que es cosa de armar un drama. Son sólo libros.

    Nea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario :) Lo se, es algo en lo que debería trabajar, son solo libros! y si yo tampoco prestaría firmados, que miedo!

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Creo que ese es un gran dilema, ya que es muy difícil saber que tan cuidadosa puede llegar a ser esa persona con nuestro libro, yo si he prestado libros y les he dado miles y miles de recomendaciones Hahahahahahaha Siempre lo hago a personas a las cuales les tengo mucha confianza y se que no le harían daño a los libros hasta el momento todos han vuelto sin algún daño aparente, por lo que no veo problema a seguir haciendolo. Es un buen tema y siento mucho lo de tu libro u.u
    Saludos ^^
    "La Nación de Libros 9 3/4"

    ResponderEliminar
  6. Hola :3
    La verdad es que depende del libro y de la persona... Mi saga de Harry Potter por ejemplo, nunca se la dejaría a nadie ni por todo el oro del mundo, a pesar de que sepa que la persona va a ser cuidadosa.
    En cambio, con otros libros no me sucede eso... Depende bastante.
    Saludos :3

    ResponderEliminar
  7. Hola :3 te encuentro toda la razón respecto a ver primero si esa persona que te pide algún libro sepa cuidarlo, me paso lo mismo recuerdo que preste un libro y nunca me lo devolvieron, a la primera persona le pregunte y según ella no se lo preste y la otra también así que lo di por perdido, ahora la verdad es que me cuesta mucho prestar un libro aunque me digan que soy egoísta pero si no lo saben cuidar cuesta mucho, en fin espero estés bien un abrazo <3

    ResponderEliminar
  8. Yo los presto sólo a mi círculo más cercano de amigas, dos personas, jajaja, pero es porque sé que ellas lo cuidarán como si fuera suyo y lo más importante es que sé que me lo regresarán y que sé dónde viven xD. Hay otra chica en mi clase que pidió prestado Eleanor & Park a una de mis amigas, de eso hace más de un año y el libro aún no regresa...

    Por cosa como esas me "aterra" prestar mis libros, porque si regresan un poco maltratados al menos regresan, pero ya que no te lo devuelvan y tengan el valor para volverte a pedir otro libro (me ha tocado conocer a chicas así), eso si que no.

    Además soy super cuidadosa con mis libros y de verdad me dolería un poco que me los regresaran como si un niño de 3 años hubiera jugado con él... de hecho la mayoría de mis libros podrían prácticamente ponerse a la venta como si fueran nuevos de no ser por los post-its que tienen (porque no los subrayo, ni marco de otra manera).

    En fin, creo que cada quien decide lo que hace con sus libros, si los presta o no. Yo me guío por el dicho "Más vale prevenir que lamentar", por eso me fijo mucho en la persona a quien se lo voy a prestar o mejor me quedo con ellos en mi casa.

    Muy buena entrada Lau!
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Hola! Yo solo presto libros a mis amigos más cercanos porque también soy muy cuidadosa con ellos. Yo no he tenido ninguna mala experiencia de que me lo devolvieran destrozado, pero una vez una amiga me dejó un libro y estaba todo pintado por dentro, pero resulta que no lo hizo ella, sino que cuando lo dejó se lo devolvieron así.

    Me ha gustado la entrada :D Un beso♥

    ResponderEliminar
  10. Me encantaba prestar libros, hasta que dejé uno a una de mis amigas, y pasaban cuatro meses y todavía no regresaba, de tal manera que se lo tuve que pedir, y lo primero que me soltó fue que todavía no lo había terminado, en concreto fue Eleanor & Park, un libro que se lee en nada. ¿4 meses y todavía no lo has terminado? Después de pedírselo, me lo devolvió encima de mala gana, y cuando creía que lo iba a cuidar (porque ella trataba a sus libros de maravilla) me lo dio con todas las esquinas dobladas. Después de eso, y de todo lo que sufrí por la espera, he decidido que sea quien sea no vuelvo a dejar un solo libro, a no ser que sea alguien de mi familia. La verdad es que es algo que tengo bastante claro, una pena, la verdad.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  11. Los presto pero no a cualquiera. He tenido malas experiencias en las que me han regresado libros rotos o, como dices, en las que de plano no han regresado. Así que sólo se los presto a personas realmente cercanas o a aquellas cuyo domicilio conozco para poderlas acosar como se debe cuando no me regresen mis libros :D

    ResponderEliminar
  12. Cuando apenas comenzaba a poblar mis estanterías no tenía problemas en prestarle los libros a quienes me los pidieran, pero después de que me regresaron unos rayados, con el lomo inentendible y algunas hojas dobladas y rotas ya soy más cuidadosa.

    Les sigo prestando libros a unas cuantas personas pero ellos me tienen que insistir mucho para que al fin se los preste. Me cuesta mucho prestarlos, pero hay días en los que no conozco a nadie en persona que haya leído el libro del que quiero fangirlear y es cuando decido prestarlos. Por el momento a todos los que les he prestado libros me los han regresado con algunos defectos, pero no sé si es porque yo los cuido mucho cuando los leo o ellos son muy descuidados.

    ResponderEliminar
  13. NUNCA. Es algo que me supera. Tengo algunas amigas que si que me piden prestados los libros y saben que soy muy cuidadosa con los libros y confío en que los cuidarán pero luego veo como tratan sus libros y me desespero pensando en que podría ocurrir eso a los míos.

    Si que hay libros que ya los tengo algo estropeados por leerlos muchas veces, están llenos de anotaciones, partes subrayadas y marcadas... En estos casos me hace ilusión prestarlos e incluso ver qué anota la persona a la que se lo dejo pero son solo casos puntuales. Creo que soy algo obsesiva con los libros pero no puedo evitarlo, soy demasiado perfeccionista y no quiero ni imaginarme que puede pasar a mis libros cuando los dejo a alguien porque hay gente que es muy descuidada y un poco desastre.

    ¡Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!

    Pues yo no presto libros básicamente porque en mi entorno no hay nadie que lea ._. En serio, digo la palabra "libros" y mis conocidos huyen xDD Así que no sé qué se siente al prestar libros aunque supongo que algo parecido a lo que comentas. Yo también cuido muchísimo los libros, hasta tal punto que llego a ser maniática jajaja pero me gusta ser perfeccionista y no me gustaría que, cuando prestase un libro, me lo devolviesen hecho un desastre o no me lo devolvieran (¡me daría algo!).

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola!
    Yo, antes de tener el blog, no compartía libros simplemente por el hecho de que tenía miedo que los dejaran destrozados. Ahora, mis amigas pueden leer los libros que les recomiendo ya que no pueden comprárselos porque simplemente no se los pueden permitir. Así que sí, yo presto los libros a mis mejores amigas porque sé que los cuidan y que los tratan bien (ya que les gustan tanto leer como a mí) pero no le dejo un libro a cualquiera por miedo a que me los destrocen. Mi excepción y a quien no les dejo a nadie nada son Los juegos del hambre porque son en tapa blanda y están realmente nuevos porque me los compraron repetidos.
    ¡Un besazo <3!

    ResponderEliminar
  16. Ummm, interesante... prestar o no prestar he ahí la cuestión. Te cuesta desprenderte de tu libro por si a) te lo destrozan o b) no te lo devuelven o tardan... ¿años? He vivido ambos casos y he salido bien parada (la del libro destrozado me compró uno nuevecito, por ejemplo. Al menos tienen esa decencia...). El temor siempre está ahí.

    Me encanta el diseño de tu blog, por cierto. Es super elegante ^^

    ResponderEliminar
  17. ¡Oh! Es un dilema importante. La verdad, era buena. Si tenía un libro y alguien estaba ansioso por leerlo, yo, como buena samaritana, le prestaba el libro. Para qué. La primera, no me lo devolvió, lo perdió. Prometió devolvermelo y nunca sucedió.

    Les presté libros a mis hermanos. Son familia, todo el verso. ¡Para qué! Me lo devolvió con las tapas rotas, manchado. Un desastre.

    Ahora, no. No, no y no. Lo lamento pero existen dos personas que cuidan sus libros con su vida y me los devuelven tal cual. Los demás, comprenlos, descarguenlos, pero no los presto. Bien me decía mi mamá 'tonto el que presta un libro y más tonto el que lo devuelve'. Yo aprendí a las malas.

    ¡Cuidate!

    Bye!

    ResponderEliminar

Gracias por leer la entrada, te agradecería aún más si dejas un comentario :)

Blog Design by Get Polished