Como les mencioné en Twitter, el pasado miércoles fue el concierto de Harry Potter y la Piedra Filosofal en mi ciudad y no quise dejar pasar esta experienca por lo que compré boletos para ir con mi esposo a la primera función disponible.

Admito que cuando me enteré de los costos (más abajo detallo este tema) me desanimé un poco y dudé si valía la pena pagar el boleto, pero honestamente estando ahí puedo decir que valió cada centavo el volver a vivir la experiencia de ver una película de Harry Potter con cientos de fans a tu alrededor.


Desde que llegamos a la sala, ya estaba la orquesta en sus lugares y podías sentir la emoción de los espectadores de que empezara la función. 


Siendo honesta, La Piedra Filosofal es mi película menos favorita, pero el verla otra vez en una sala, con más gente a mi alrededor y sobre todo con la música en vivo, hizo que disfrutara la película como no lo había hecho antes. En las escenas que te mantenían al filo del asiento, no sabía si voltear a ver a la orquesta o a la película.

Lamentablemente no todo es bueno. Aunque hay miles de fans de Harry Potter en la ciudad, se podía apreciar una sala con muchos asientos vacios lo cual era entendíble ya que los boletos iban desde $795 hasta los $1,695.

Afortunadamente esto nos benefició a nosotros ya que compramos boletos de $995 en la fila W, osea casi hasta el fondo pero debido a la poca convocatoria nos movieron a la fila K que eran de precio $1495. Es decir, pasamos de estar en los asientos de arriba a estar a nivel del escenario.

Obviamente como todo buen concierto/obra, no podían faltar los vendedores a las afueras del teatro. Mi esposo lindamente me regaló una varita al ver como se me iban los ojitos con las cajitas.



Todavía no he escuchado algún anuncio oficial pero mencionaron al final de la película en la pantalla que para el verano 2017 se estará transmitiendo la Cámara Secreta.