Reseña: Warcross (Warcross #1) | Marie Lu

febrero 06, 2018

No te dejes engañar con Warcross, aunque parece una historia común sobre videojuegos y ciencia ficción, Marie Lu nos presenta una refrescante vista al futuro de la tecnología donde un videojuego tiene el poder de cambiar vidas. El libro nos presenta a Emika Chen, una chica de 18 años que ha tenido que aprender a valerse por sí misma ya que quedó huérfana a los 11 años después de que su padre muriera a causa de una enfermedad y no pudiera costear su tratamiento debido a su adicción a las apuestas. Desde entonces, ella lucha por mantener un techo sobre su cabeza trabajando como caza recompensas para la policía de Nueva York.

Warcross (Warcross #1) | Marie Lu | 518 páginas | VRYA
★★★★

La obsesión comenzó hace unos años y ahora los seguidores de Warcross están dispersos por todo el mundo, algunos ansiosos por escapar de la realidad y otros, esperando hacer algún negocio. Emika Chen, una joven hacker, trabaja como cazarecompensas persiguiendo a los jugadores de Warcross que hacen apuestas ilegales. Pero el mundo de los cazadores es muy competitivo y sobrevivir en él se convierte en una verdadera hazaña. Emika necesita dinero y se arriesga a ingresar ilegalmente al juego inaugural del Campeonato Internacional de Warcross... y, por una falla técnica, termina convirtiéndose en furor de la noche a la mañana.

Convencida de que la arrestarán, Emika no puede creerlo cuando recibe una llamada de Hideo Tanaka, el creador del juego, con una oferta irresistible: necesita un espía dentro del torneo para desentrañar un problema de seguridad y quiere que ella se encargue. Rápidamente, la envían a Tokio, donde se ve sumergida dentro de un mundo de fama y dinero. Pronto su investigación se vuelve cada vez más oscura y se da cuenta de que la persona que está violando la seguridad del juego puede traerle consecuencias terribles al imperio de Warcross.

No te dejes engañar con Warcross, aunque parece una historia común sobre videojuegos y ciencia ficción, Marie Lu nos presenta una refrescante vista al futuro de la tecnología donde un videojuego tiene el poder de cambiar vidas.

El libro nos presenta a Emika Chen, una chica de 18 años que ha tenido que aprender a valerse por sí misma ya que quedó huérfana a los 11 años después de que su padre muriera a causa de una enfermedad y no pudiera costear su tratamiento debido a su adicción a las apuestas. Desde entonces, ella lucha por mantener un techo sobre su cabeza trabajando como caza recompensas para la policía de Nueva York.

De igual forma tenemos a Hideo Tanaka, el creador del juego Warcross quien se convirtió en un multimillonario después de crear las gafas NeuroLink que te permiten conectarte a la realidad virtual a sus 13 años de edad. Actualmente a sus 21 años, es uno de los solteros más exitosos y codiciados.

Warcross es un juego de combate de realidad virtual en el cual varios equipos compiten en escenarios para robar el artefacto del equipo contrario. Tiene una competencia anual que es vista por millones de personas alrededor en todo el mundo en donde compiten solamente los mejores.

Desesperada por saldar sus deudas, Emika decide aprovechar sus conocimientos de hacker y piratea la ceremonia de apertura del aclamado juego Warcross para robar y posteriormente vender en el mercado negro unas habilidades del juego. Desafortunadamente, es atrapada en el acto. Pero en vez de ser arrestada por la policía, es contactada directamente por Hideo Tanaka para que se infiltre en la competencia de este año y lo ayude a encontrar a otro hacker que ha descubierto una brecha de seguridad en el juego.


El libro es gratamente inclusivo: nos presenta personajes de diferentes nacionalidades, preferencias sexuales y habilidades físicas de una forma natural y sutil. Esto es algo que poco a poco vamos viendo más en los libros juveniles de hoy en día y hace de la historia una experiencia más genuina y agradable. Nadie está hecho del mismo molde.


Así mismo, la autora crea un mundo futurístico muy avanzado pero que no llega al punto de sentirse irreal. Es un universo donde los humanos se han vuelto más dependientes de la tecnología para facilitar sus vidas. Si esto es bueno o malo, no puedo decir, pero es una realidad a la que fácilmente estaremos llegando en un par de años.

Lo que no me termina de convencer es el romance. Aunque no se sintió apresurado, tiene unos toques de instalove que hizo que no me adentrara del todo en esa relación. Además de que era bastante predecible.

Pero lo que no me gustó del romance, Marie Lu lo compensó con los plot twists. Nada es lo que parece en Warcross. Pon mucha atención a los detalles y no te dejes engañar por los personajes, honestamente me llevé varias sorpresas durante la lectura.

De igual manera no permitas que el tamaño del libro te intimide, admito que cuando lo empecé sentí que me tardaría muchísimo en leerlo pero la autora te maneja una historia llena de acción y aventura, escena tras escena, que terminas leyéndolo rapidísimo.

En resumen, Warcross es libro que facilmente se convertirá en un libro popular este año ya que tiene de todo y puede gustarle a casi cualquiera. Definitivamente vale la pena leerlo.

@leeunpoquitomas

© Lee un poquito más. Design by FCD.