La lista de no besar de Naomi y Ely son de esos casos donde vi primero la película y luego leí el libro, lo cual siento que me arruinó un poco la experiencia ya que no me sentía super emocionada de empezarlo, pero era de esas veces en que quieres ver que tanto le acertaron a la película o que tanto se desviaron de la idea original por lo que me decidí a darle una oportunidad.

El libro se centra en Naomi y Ely, quienes han sido mejores amigos y vecinos por muchos años y han superado muchos dramas juntos, el más importante cuando el papá de Naomi tuvo una aventura amorosa con una de las mamás de Ely. Además, con el paso de los años Naomi se terminó enamorando de Ely pero el problema aquí es que Ely es gay, por lo que Naomi decide mantenerlo en secreto.

La lista de no besar de Naomi y Ely |  Rachel Cohn, David Levithan | 323  páginas | VRYA
★★★☆☆

"No. No, no, no. No es fácil. Las cosas que importan no son fáciles de conseguir. Sentir felicidad no es fácil. La felicidad misma no lo es. Coquetear es fácil. Amar, no. Decir que eres su amigo es fácil. Ser amigos, no."

Una amistad puede resultar confusa, difícil e intensa como cualquier gran romance.
Naomi y Ely siempre fueron mejores amigos. Naomi ama y está enamorada de Ely, y Ely ama a Naomi, pero prefiere enamorarse de chicos. Por eso, crean la Lista de No Besar, en donde se encuentran las personas "prohibidas".
Y todo funciona bien... hasta que llega Bruce Segundo.

La lista de no besar de Naomi y Ely son de esos casos donde vi primero la película y luego leí el libro, lo cual siento que me arruinó un poco la experiencia ya que no me sentía super emocionada de empezarlo, pero era de esas veces en que quieres ver que tanto le acertaron a la película o que tanto se desviaron de la idea original por lo que me decidí a darle una oportunidad.

El libro se centra en Naomi y Ely, quienes han sido mejores amigos y vecinos por muchos años y han superado muchos dramas juntos, el más importante cuando el papá de Naomi tuvo una aventura amorosa con una de las mamás de Ely. Además, con el paso de los años Naomi se terminó enamorando de Ely pero el problema aquí es que Ely es gay, por lo que Naomi decide mantenerlo en secreto.

Debido a que los dos tienen la misma orientación sexual y para evitar mal entendidos, deciden crear “La lista de no besar” donde van agregando personas con los que ninguno de los dos se puede involucrar a fin de respetar su amistad. Pero todo se arruina cuando Ely termina besando a Bruce Segundo, el actual novio de Naomi, quien no estaba incluido formalmente en la lista.

Los personajes del libro no fueron todos de mi agrado, hubo unos que se me hacían muy interesantes que otros pero hubo algunos que en verdad no me gustaron para nada.

Por un lado tenemos a Naomi que aunque es divertida y bonita, se me hizo bastante inmadura e caprichosa casi todo el libro lo cual me molestaba ya que supuestamente tiene alrededor de dieciocho años y ya no estaba para esas actitudes. Por ejemplo, al principio se aferra mucho a la idea de que ella es la que debería estar románticamente con Ely cuando sabe perfectamente que no va a pasar. Afortunadamente Naomi creció bastante hacia el final del libro (hablando emocionalmente) por lo que pude cerrar la historia en una buena nota.

Los que si me gustaron fueron Ely y Bruce Segundo, quienes desde las primeras escenas después del susodicho beso, sentí que hacían una pareja muy linda. Ely es un personaje mucho más maduro y razonable. Sabe que lo que hizo no está bien pero trata de arreglarlo como mejor puede. Había veces que personalmente sentía que Ely seguía siendo amigo de Naomi por culpa o por costumbre, no sé, pero en verdad que no veía como soportaba tanto las actitudes de Naomi. Bruce Segundo por otro lado es un chico que siempre se definió con heterosexual pero que después del beso se siente muy confundido y empieza a cuestionarse que es lo que en verdad quiere ya que nunca se había sentido tan feliz y tan “él” cuando estaba con Naomi como lo es con Ely.

La historia avanza bastante rápido, es decir, apenas estás por finalizar el primer capítulo cuando nos dejan caer la bomba del beso y a partir de ahí todo empieza a fluir de una forma muy veloz. Está contada desde varios puntos de vista separados por capítulos y cada uno tiene un formato diferente. No quiero entrar en detalles para que descubran este agradable elemento del libro pero les puedo decir que no solo es la forma en que está escrito sino que tiene que ver con la edición del libro en sí.

La idea del libro en sí es bastante sencilla pero los autores lograron sacarle mucho provecho ya que no solo hablan sobre el amor y la importancia de las amistades, sino también entran en temas sobre la madurez y crecimiento propio.

La lista de no besar de Naomi y Ely es una lectura bastante amena que claramente está enfocada a un público juvenil por lo que creo que no pude adentrarme tanto en la historia como me hubiera gustado, o tal vez fue el hecho que no tuve una adolescencia tan emocionante como para sentirme identificada pero aun así es bastante entretenido por lo que puedes leer el libro completo en un par de días.