Hace unos meses atrás vi una super oferta en Amazon por los dos libros de Leigh Bardugo y aunque no me llamaba mucho la atención decidí comprarlos por su edición bonita además de las recomendaciones que había leído por ahí.

Todo el mundo decía que era una serie muy buena a la altura de Marie Lu o Sarah J. Mass y si consideramos que tiene un rating de 4.5 en goodreads pues debe valer la pena leerlos no?

Pues sí y no.

Empecé a leer el libro sin muchas expectativas, un poco tentativa porque la verdad no sabía mucho de que trataba pero para el tercer capítulo confieso que me rendí, la autora te habla de muchísimos personajes, ciudades y países, que si eres como yo y no leíste su otra serie, te quedas con un gran signo de interrogación y empiezas a dudar si no estás entendiendo bien el libro o si simplemente está hablando de cosas que no se habían mencionado antes. Sin más decidí abandonar el libro y dejarlo en mi librero como otra de las muchas colecciones bonitas que tengo que nunca se leen.

No recuerdo quien lo mencionó primero, pero un día que hablaba con mi hermana y me contó que quería leer juvenil empezamos a discutir este libro pero le dije “si vas a leerlo primero lee la otra serie porque sin leerla te confunde mucho”. Así fue como mi hermana amablemente decidió aventarse la serie de Humo y Hueso por mí y ya una vez que la había terminado empezamos una lectura conjunta de Seis de Cuervos.

Esta lectura conjunta se dio en las fechas de la quedada y un viaje que tuve a Monterrey entonces se pueden imaginar que como tenía muchos ratos libres, me adelantaba en el libro y me valió la lectura conjunta (Perdón Clau!). Pese a esto y a las perdidas que me daba en la trama donde le terminaba preguntando a mi hermana “¿Quién es ese fulano? O ¿Esto pasa en la otra serie?” terminé los dos libros con una sensación de que me había faltado algo o simplemente no entendí por qué tenía tanto “hype” este libro.

Concuerdo que la serie tiene una trama interesante y te encariñas con cada uno de los personajes ya que cada uno es especial de una forma diferente, pero nunca logré adentrarme al 100% en el libro porque son muchísimos personajes y la autora da por sentado que ya sabes quienes son las Grishas y la política que se maneja en este mundo, lo cual es bastante confuso si no leíste la primera serie. Además, la historia cierra de una manera muy rápida y sencilla que en lo personal me hizo sentir que no todos tuvieron el final que merecían.

Mi moraleja es: si no te llamó la atención a la primera, probablemente nunca lo haga por más reseñas excelentes que leas. Tú conoces tus gustos y si tu vocecita interior te dice que no te va a gustar, deberías hacerle caso.