14 de julio de 2020

"Jauja para mis nietas"


Mi abuelita Elvira toda la vida fue una persona que le encantaba enseñar, aprender y escribir. Mis primeros recuerdos con ella era sentadas alrededor de la mesa del comedor de mis papás haciendo ensayos de 500 palabras sobre algún cuento o libro que nos hizo leer a mi hermana y a mí.

Queriendo inculcarnos el habito de la lectura, desde antes de que naciéramos nos regaló una colección de cuentos de Hans Christian Andersen que hasta le fecha conservamos en casa de mis papás.

Fue una gran mujer que dejó un legado impresionante en el área médica de Tabasco: fue la primera mujer en alcanzar el grado de médico cirujano por la UJAT y en desempeñar la especialidad de médico legista en la Procuraduría General de Justicia de Tabasco. Además ejerció como directora de la clínica del ISSTE de Cardenas, Tabasco y jefa del departamento de Investigaciones y Enseñanza del Hospital psiquiátrico de Villahermosa.

Mi abuelita nos dejó el pasado dos de Julio y en su honor, me gustaría compartir con ustedes un cuento que le escribió a mi hermana y a mí cuando cumplimos cinco años. 



"Que afortunado soy de tener a alguien que haga tan difícil el hecho de decir adiós"
- A. A. Milne


1 comentario

  1. En primer lugar lamento mucho la pérdida, tu abuela fue sin duda un ejemplo de lucha y superación, además de romper barreras de género.

    Decirte que me ha llamado muchísimo la atención la entrada porque mis abuelos también vivían en Jauja, pero la Jauja de España, así que me ha gustado mucho leer ese cuento en el que os hablaba de su Jauja que por lo que he leído ambas Jaujas se parecen bastante.

    Besitos y espero que estés bien, porque sé que orgullosa de tu abuela estás muchísimo.

    ResponderBorrar

Gracias por leer la entrada, te agradecería aún más si dejas un comentario :)

Instagram