En el año 1714, una joven llamada Adeline LaRue se ve obligada a contraer matrimonio a pesar de no estar lista ya que todavía le falta mucho por conocer. Se pasa los días rezandole a los dioses para que alguien le ayude a evitar esta situación pero parece ser que ninguno la escucha, hasta que una noche por error le reza a los dioses que responden tras anochecer. Un ser responde a su llamado y decide ayudar a Addie, pero hay que tener cuidado con nuestras palabras y las concecuencias que puedan tener.   Despues de más de 200 años de vivir sin ser recordada, Addie conoce un chico que por alguna razón la recuerda.
La vida invisible de Addie LaRue | V.E. Schwab | 512 páginas | Umbriel
Una vida que nadie recuerda.
Una historia que nunca olvidarás.

Francia, 1714. En un momento de desesperación, una joven hace un pacto faustiano para conseguir una vida infinita. ¿Cuál es el precio que deberá pagar para vivir eternamente? El olvido. Todas y cada una de las personas que conoce la terminarán olvidando.
Así es cómo comienza la extraordinaria vida de Addie LaRue; una vida que atraviesa siglos y continentes, una vida que atraviesa la historia y el arte, en la que ella intenta comprender hasta dónde será capaz de llegar con tal de dejar su marca en el mundo.
Sin embargo, todo cambia cuando, después de 300 años, Addie conoce a un hombre en una librería. Pero hay algo más… él es la única persona que recuerda su nombre..

En el siglo XVIII, una joven llamada Adeline LaRue se ve obligada a contraer matrimonio a pesar de su deseo de salir de su pueblo y conocer el mundo. Los días antes de la ceremonia, se la pasa rezándole a los dioses para que alguien le ayude a evitar esta situación pero parece ser que ninguno la escucha, hasta que una noche por error le reza a los dioses que responden tras anochecer. Un ser responde a su llamado y decide ayudar a Addie, pero hay que tener cuidado con nuestras palabras y las consecuencias que puedan tener. Ya que aunque le concede vida eterna, nadie la recordará y no dejará huella de su existencia. Después de más de 300 años de vivir con esta maldición, Addie conoce un chico que por alguna razón la recuerda.

Por muy desesperada o grave que sea la situación, nunca reces a los dioses que responden tras caer la noche.

La vida invisible de Addie LaRue es el primer libro que leo de la autora y creo que Schwab y yo no nos llevamos. Digo, si disfruté mucho la lectura y me mantuvo enganchada la mayor parte del libro, sobre todo cuando vamos leyendo sobre Addie en todas las etapas de su vida, pero tuve muchos problemas con la forma en que está escrito y esto evitó que me adentrara por completo.

La forma en que V.E. Schwab narra la historia fue un poco lenta en partes y hasta repetitiva en ciertos aspectos. No sé del tema, pero en ocasiones sentí la prosa demasiado poética, que entiendo la necesidad de la autora de escribir de esta forma ya que ayuda a ambientar el libro, pero no llegó a enamorarme como pasó con El Circo de la Noche, que es otro libro escrito similarmente.

Si mal no recuerdo, la autora en algún momento dijo que tardó 10 años en escribir la historia y creo que se nota ya que hay capítulos que siento que se trabajaron muchísimo y se le agregó verbo de más o nos estancamos en algunas escenas demasiado. Aunque quien sabe, capaz y esta es la pluma normal de la autora, pero en lo personal no me encantó.

Si logras conectar con los personajes te va a gustar mucho la historia ya que la autora presenta temas sobre la naturaleza del ser humano y el encontrarse a uno mismo, lamentablemente yo no me enganché con ellos y esto hizo que no me interesaran mucho sus problemas. Addie se me hacía en ocasiones sin fondo, osea, conecté con su razón de no querer casarse y la vida normal que tuvo antes de que se le concediera su deseo, pero una vez que tiene la maldición sentí como si hubiera llegado a un punto de vivir por vivir y ya no sentía emoción por el futuro. Así mismo con Henry, el chico que recuerda a Addie, los capítulos que vimos de él se me hicieron aburridos y Henry me transmitía cero interés con sus amigos y la vida en general.

Hablando del lado romántico, no sé si tiene que ver con la falta de conexión que tuve con los personajes porque aunque no lo sentí forzado, me pareció más amor por conveniencia que por atracción. En varios capítulos conocemos algunas parejas que tuvo Addie durante su vida y siento que con Henry fue con quien menos química tuvo.

Olvidar es triste, desde luego. Pero que te olviden resulta solitario. El recordar cuando nadie más lo hace.

El villano, Luc, fue lo que se me hizo más interesante de la historia. me intrigó mucho su forma de ser y logró hacer que lo amara en unos capítulos y luego lo odiara en otros.  A lo largo de la historia vemos que Luc sigue siendo una presencia en la vida de Addie y poco a poco van creando una extraña relación de amor/odio con ella. Personalmente me hubiera gustado leer un capítulo desde su punto de vista y con esto fácil hubiera mejorado mi opinión del libro.

No es un libro malo, para nada. Es una idea original y bastante interesante independientemente de que no lograra conectar con los personajes. No puedo decir que fue de mis mejores lecturas del año, pero si eres fan de la autora y su forma de escribir, estoy segura de que te encantará este libro.

Instagram